Brachynema purpureomarginatum subsp. triguttatum

Esta Semana Santa hemos estado por Cabo de Gata, y entre otras cosas he tenido la ocasión de fotografiar esta chinche verde de gran tamaño sobre una quenopodiácea del género Salsola.

Las chinches del género Brachynema son típicamente mediterráneas, y en la Península Ibérica tenemos tres de las cuatro especies paleárticas existentes, todas ligadas a quenopodiáceas  y otras plantas halófilas.

Lo interesante de esta que os presento es que se trata de una subespecie conocida solamente del sureste de la Península Ibérica: Brachynema purpureomarginatum subsp. triguttatum. Fácilmente diferenciable del resto por el tamaño y forma de las tres manchas claras del scutellum.

Agradecimientos: Jan Tomàs y Faluke por la identificación de la especie.

Referencias: Ribes, J & Pagola-Carte, S (2009)

http://www.heteropterus.org/pdf/n7/Heteropterus_Rev_Entomol_7(1)_19-24.pdf

 

Anuncios

TALLER #7 LOS MAMÍFEROS EN LA ESPAÑA DEL S. XXI. INTERPRETACIÓN DE RASTROS Y SEÑALES

Logo.jpg

Aunque Benjamín Sanz (MUSKARI RASTROS) lleva más de 30 años dedicado al estudio de los mamíferos, durante los dos días que dura el taller nos aportará una visión global del papel de nuestra fauna más cercana en los ecosistemas a través de la interpretación de sus rastros y señales.

El taller se desarrollará en dos jornadas, sábado y domingo, empezando cada día con una parte teórica en aula de poco más de 2 horas de duración para después realizar un recorrido por dos zonas del entorno más próximo a Madrid donde continuaremos las explicaciones sobre el tema.

Como dice Benjamín, uno de los primeros objetivos de este tipo de cursos es actualizar nuestros conceptos previos en relación con la fauna, en gran parte equivocados como consecuencia muchas veces de las creencias derivadas de la cultura popular: “¿La nutria en peligro de extinción? Tonterías…”.

No nos llevaremos sorpresas solo en este sentido, también seremos concientes en primera persona de la abundancia de fauna en ecosistemas antropizados y muy cercanos a una gran ciudad como es Madrid. Basta que haya algunos recursos adecuados (agua, alimento y refugio), todo lo demás suele ser accesorio.

Esto y mucho más como “cierre” de final de curso: un fin de semana de naturaleza y campo de la mano de uno de los mejores expertos ibéricos en interpretación del medio natural.

  • Fecha: sábado 30 y domingo 31 de enero de 2016
  • Horario: de 10:00 a 12:00 en aula y hasta aprox. las 17:00 en campo.
  • Lugar: Madrid, aula en C/ Andrés Obispo, 37, planta 6ª (metro Pinar del Rey). Zonas de las salidas de campo por concretar (nos organizaremos con coches particulares).
  • Precio: 40 € por persona.

Si el tiempo lo permite comeremos en el campo así que ¡abrígate y no olvides el bocata!.

¡Y no olvides llevar unos prismáticos si tienes en casa!

Plazas limitadas y preferentes para los alumnos del curso de zoología.

 

Más información y reservas en:
zoologia.para.opositores@gmail.com
652978657 (Tony)

Aplysina aerophoba, del amarillo al negro

Las esponjas son animales predominantemente marinos y presentes en todos los mares y océanos del mundo. Se conocen unas 15.000 especies, de las cuales hoy traemos al blog una abundante tanto en el Mediterráneo como en nuestras costas atlánticas: Aplysina aerophoba.

Esta esponja, en su medio, tiene un cuerpo formado por ramificaciones más o menos tubulares que presentan un ósculo en la parte terminal, la cual parece además que está “cortada a cuchillo”, plana.

Sin embargo, lo más destacable de esta esponja es su intenso color amarillo, lo que la hace muy visible en comparación con otras muchas especies de esponjas, cuyos colores son crípticos y apenas diferenciables de las rocas que tapizan. La Aplysina se puede observar fácilmente ya que además aparece en los primeros metros del submareal hasta unos 30 metros de profundidad.

Su epíteto específico, aerophoba, responde a una propiedad que tiene esta esponja cuando entra en contacto con el aire, es decir, cuando se extrae de su medio: se vuelve de un intenso color negro en cuestión de minutos.

Gracias a la curiosidad científica de Adela, una de nuestras alumnas del curso de zoología, ya sabemos qué proceso subyace a este cambio de color. Así nos lo contaba Adela el otro día:

Aplysina aerophoba contiene un zoocromo amarillo “uranidine” (3,5,8-trihidroxi-4-quinolona), que expuesto al aire se oxida fácilmente a una quinona azul inestable que rápidamente da lugar a un material negro insoluble. La fuente es el trabajo de Guido Sodano (1984), científico que consiguió asilar el compuesto.

Os dejamos dos fotos: una de Aplysina en su medio, y otra fuera del mismo, ya negra.

Aplysina aerophoba (Autor: Roberto Pillon)

Aplysina aerophoba (Autor: Roberto Pillon)

Aplysina aerophoba (Autor: Giorgio Koumentakis)

Aplysina aerophoba (Autor: Giorgio Koumentakis)

¡Nuevo grupo de fin de semana!

Buenos días a todos,

Dada la elevada demanda que está teniendo nuestro curso de preparación del “visu” de zoología, sobre todo en el grupo de fin de semana, hemos decidido abrir un nuevo grupo con las personas que hay en estos momentos en lista de espera. Si confirman todos aún quedarían 4 plazas para ese segundo grupo.

Las fechas, desgraciadamente, no son flexibles, y serían estas:

Calendario FS-2

Si estás interesado en reservar una plaza en este nuevo grupo, puedes llamarme (652978657) o rellenar directamente este formulario.

Dado que el grupo empezaría el fin de semana del 3-4 de octubre, se ruega confirmación lo más pronto posible.

Un cordial saludo,

Tony.

Las escolopendras en el “visu”

En la Península Ibérica tenemos 2 especies de escolopendras autóctonas: Scolopendra cingulata y S. oraniensis. La primera es más común que la segunda y fácilmente reconocible por las bandas negras transversales que presenta en la base de cada segmento (ver fotos).

Scolopendra oraniensis, sin bandas transversales negras (Autor: Faluke)

Scolopendra oraniensis, sin bandas transversales negras (Autor: Faluke)

Scolopendra cingulata, con bandas negras transversales (Autor: Faluke)

Scolopendra cingulata, con bandas negras transversales (Autor: Faluke)

Scolopendra cingulata es un “clásico” de nuestro visu, sin embargo, nuestros Tribunales a veces hacen alarde de no se sabe qué y nos sorprenden con cosas como Scolopendra morsitans, especie oriunda de África y Asia pero que está introducida en otros países (aunque de momento en España no hay citas).

Entonces llega la pregunta de siempre: ¿por qué se empeñan en preguntarnos por especies exóticas? La respuesta hay que buscarla en el coleccionismo, el cual es la causa de que a veces nos encontremos en los visus conchas de Filipinas o mariposas de Norteamérica. Los Tribunales, como digo, son unos cachondos.

Desde un punto de vista puramente taxonómico, para separar Scolopendra cingulata de S. morsitans hay que fijarse en el prefémur (parte de la pata en contacto con el cuerpo) de las últimas patas:

  • Prefémur de las últimas patas con 3 o 4 espinas ventrales: Scolopendra cingulata
  • Prefémur de las últimas patas con 5 o más espinas ventrales: Scolopendra morsitans

Pero claro, ¿esto quién es capaz de verlo en el visu? Nadie, así que no tenemos más remedio que jugárnosla con esto: Scolopendra morsitans suele ser un animal más robusto y de mayor tamaño que S. cingulata, la cabeza y hasta el segundo segmento pueden aparecer con una coloración  rojiza llamativa. Esto no es definitivo, ya que nuestra especie autóctona también puede adquirir colores llamativos durante la época reproductora, pero no hay otra forma sin observar el animal en detalle con una lupa. Además, los animales de colección pierden sus colores naturales, así que casi se convierte en un 50% de probabilidades de acierto. Me gusta ser sincero.

Scolopendra morsitans, con la cabeza y segundo segmento rojo (Autor: Roger Key)

Scolopendra morsitans, con la cabeza y segundo segmento rojo (Autor: Roger Key)

Con todo, mi consejo es aplicar esto:

1a. Sin bandas negras transversales a lo largo del cuerpo: Scolopendra oraniensis

1b. Con bandas negras transversales a lo largo del cuerpo: 2

2a. Cabeza y cuerpo del mismo color amarillento: Scolopendra cingulata

2b. Cabeza rojiza y cuerpo amarillento, animal grande: Scolopendra morsitans

Y en todo caso, si fallamos, tendremos medio punto por el género.

¿Sabías que tenemos dos vieiras?

Cuando uno piensa en las vieiras te pueden venir varias cosas a la cabeza: un manjar, Camino de Santiago, un cenicero…

Pues bien, los protagonistas de esos conceptos subliminales son dos especies de bivalvos pertenecientes al género Pecten (que en latín hace referencia a “peine”, y no hay mas que pensar en la forma de una peineta). Concretamente a Pecten maximus y Pecten jacobaeus.

Curiosamente, la concha de Santiago (Pecten jacobaeus) es un endemismo del Mediterráneo, es decir, no la encontraremos en el Cantábrico. Esto se debe a que el material que estudió Linneo y al cual dio el nombre de Pecten jacobaeus, procedía del Mediterráneo; Linneo cometió innumerables “errores” de este tipo. Sin embargo, la especie más difundida y abundante, es Pecten maximus, la cual sí encontramos en el Atlántico nororiental, desde Noruega hasta Canarias.

¿Cómo diferenciarlas? Fácil…

En primer lugar Pecten maximus hace honor a su nombre y los adultos son comparativamente mayores que P. jacobaeus. Pero claro, esto es subjetivo. Lo concluyente es fijarse en el borde de la valva izquierda o superior, la convexa. Veremos que dicha valva presenta una serie de costillas muy marcadas.

Pues bien, en Pecten maximus dichas costillas tienen una forma redondeada, por lo que el borde aparece sinuoso. Pecten jacobaeus tiene las costillas de forma rectangular, angulosa, así el borde lo observamos como recortado.

Pecten maximus mostrando su característico borde sinuoso en la valva convexa (Autor: José Miguel Jiménez)

Pecten maximus mostrando su característico borde sinuoso en la valva convexa (Autor: José Miguel Jiménez)

Pecten jacobaeus - Jordi Clavell BV

Pecten jacobaeus indicándose el borde anguloso, recortado que lo caracteriza (Autor: Jordi Clavell).

Así de sencillo…

Los “bolsos de sirena” en el visu…

De esta curiosa forma llaman algunos a las cápsulas de los huevos de diferentes especies de tiburones y rayas y que con cierta frecuencia se pueden encontrar en nuestras playas.

La especie de raya más frecuente en el visu es Raja clavata, si bien también han puesto cápsulas de Raja asterias (según lo indicado en los listados publicados posteriormente).

De tiburones únicamente tenemos que conocer las cápsulas de la pintarroja: Scyliorhinus canicula.

Ambas cápsulas son fácilmente diferenciables dando respuesta a esta sencilla clave:

  • Cápsulas con forma ovoidea, estrecha, y cuernecillos como zarcillos, largos y retorcidos, en ambos extremos: Scyliorhinus canicula.
  • Cápsulas con forma rectangular y cortos cuernecillos en ambos extremos, rectos o poco curvados: Raja clavata.
Cápsula de Scyliorhinus canicula con sus cuernecillos en forma de zarcillos (Autora: Marián Álvarez)

Cápsula de Scyliorhinus canicula con sus cuernecillos en forma de zarcillos (Autora: Marián Álvarez)

Cápsula de Raja clavata, de forma rectangular, ancha y con cuernecillos cortitos (Autor: Antonio Robledo).

Cápsula de Raja clavata, de forma rectangular, ancha y con cuernecillos cortitos (Autor: Antonio Robledo).

Obviamente diferenciar las cápsulas de las diferentes especies de Raja es trabajo de los expertos. Nuestra estrategia, como en muchos otros casos, va a estar basada en la probabilidad de que nos pongan una u otra especie, de forma que mi consejo es que si nos ponen una cápsula “tipo raya”, pondremos Raja clavata (en el peor de los casos tendremos medio punto). Si la cápsula es alargadita, estrecha, ovalada y con los cuernos largos y rizados, pondremos Scyliorhinus canicula.

Cápsulas de ambas especies (Raja clavata y Scyliorhinus canicula) donde se observan bien las diferencias (Autor: Jordi Clavell).

Cápsulas de ambas especies (Raja clavata y Scyliorhinus canicula) donde se observan bien las diferencias (Autor: Jordi Clavell).

¡Cuidado con las haches y las íes! Que las faltas de ortografía, aunque sea latín, también descuentan…

Diferenciando nuestros cangrejos de río más famosos…

En la Península Ibérica podemos encontrar hasta 7 especies  diferentes de cangrejos de río, a saber: Astacus astacus, Astacus leptodactylus, Pacifastacus leniusculus, Procambarus clarkii, Austropotamobius italicus, Orconectes limosus y Cherax destructor.

De todas ellas únicamente Austropotamobius italicus, antes conocido como Austropotamobius pallipes, se considera autóctono de nuestros ríos (aunque últimamente hay dudas sobre este aspecto). Todas las demás han aparecido como resultado de diferentes introducciones motivadas por fines comerciales.

En cualquier caso, las tres especies más habituales y objeto de este post son: el cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii), el cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus) y nuestro supuesto cangrejo de río autóctono de patas blancas (Autropotamobius italicus).

¿Cómo diferenciaremos las tres especies? De una forma sencilla pero poco precisa diremos:

  • Procambarus clarkii: cangrejo rojito y flaquito.
  • Pacifastacus leniusculus: cangrejo marroncito-verdoso, gordete y con una mancha blanquecina-azulada en las pinzas, las cuales son de color rojizo en su parte ventral.
  • Austropotamobius italicus: como el anterior pero sin esa mancha blanquecina en las pinzas.

Sin embargo, si las dudas nos acechan, podemos echar mano de esta clave de identificación sencilla:

  1. Color rojizo, con un espolón en la cara interna del artejo anterior al de las pinzas, éstas además son muy tuberculadas: Procambarus clarkii.
  • Color marrón, verdoso, sin espolón: ver 2.
  1. Con una sola cresta postorbital: Austropotamobius italicus (antes A. pallipes).
  • Con dos crestas postorbitales, y una mancha blanquecina característica en la cara interna de las pinzas (“señal”): Pacifastacus leniusculus.

Todos comestibles, por cierto, si bien unos más ricos que otros, jejeje… ¡que os aproveche!

Austropotamobius italicus: detalle de la cresta postorbital única (a) y ausencia de la mancha en las pinzas (Autor: Alberto Estefanía).

Austropotamobius italicus: detalle de la cresta postorbital única (a) y ausencia de la mancha en las pinzas (Autor: Alberto Estefanía).

Pacifastacus leniusculus: detalle de la coloración rojiza de la parte ventral de las pinzas (Autor: Ricardo Laorga).

Pacifastacus leniusculus: detalle de la coloración rojiza de la parte ventral de las pinzas (Autor: Ricardo Laorga).

Pacifastacus leniusculus: detalle de las dos crestas espiniformes postorbitales (a y a’) y la mancha característica de las pinzas (b) (Autora: Teresa Farino).

Pacifastacus leniusculus: detalle de las dos crestas espiniformes postorbitales (a y a’) y la mancha característica de las pinzas (b) (Autora: Teresa Farino).

Procambarus clarkii: detalle del espolón de la cara interna del artejo anterior al de las pinzas (Autora: Piluca Álvarez).

Procambarus clarkii: detalle del espolón de la cara interna del artejo anterior al de las pinzas (Autora: Piluca Álvarez).

Hoy tocan escarabajos… Oryctes vs. Copris

Son dos escarabajos, y es prácticamente lo único que tienen en común ya que ni siquiera pertenecen a la misma familia.

Oryctes nasicornis, única especie ibérica dentro del género, pertenece a la familia Dynastidae. Es el denominado “escarabajo rinoceronte” por la protuberancia que tienen los machos en el clípeo. Las hembras no tienen desarrollado dicho “cuerno”, queda a lo sumo un pequeño tubérculo.

Macho de Oryctes nasicornis (Autor: Jordi Clavell)

Macho de Oryctes nasicornis (Autor: Jordi Clavell)

Copris, género perteneciente a la amplia familia de los Scarabaeidae, presenta en la Península Ibérica dos especies: Copris lunaris y Copris hispanus que aprenderemos a diferenciar en otro post. En este caso, tanto las hembras como los machos presentan desarrollado el “cuerno” clipeal.

Para diferenciar estos dos escarabajos la primera cuestión que nos llama la atención es el color: negro en Copris y marrón rojizo en Oryctes. Pero además podemos observar que los élitros (el primer par de alas endurecidas) aparecen lisos en Oryctes y estriados en Copris.

Con estas dos reglas podremos diferenciar ambos escarabajos “rinocerontes”.

Hembra de Copris hispanus (Autora: Piluca Álvarez)

Hembra de Copris hispanus (Autora: Piluca Álvarez)

CURSO ZOOLOGÍA: Reserva de plazas

Anemonia viridis (Forskål, 1775). Muros de Nalón, Asturias.

Anemonia viridis (Forskål, 1775). Muros de Nalón, Asturias.

Un saludo a todos,

Hace algunas semanas os presentamos el CURSO DE ZOOLOGÍA PRÁCTICA (visu) que realizaremos de octubre 2015 a enero 2016, y al que le seguirá una segunda edición del curso de botánica práctica a partir de febrero.

Os recordamos nuestra página web, donde además de la información práctica encontraréis una serie de entradas muy interesantes para la preparación del visu de zoología.

Se trata de un curso presencial (Madrid), y se ofrecen dos grupos de un día a la semana por la tarde: uno los miércoles y otro los jueves. Además, para aquellas personas de fuera de Madrid o que trabajen por las tardes, organizaremos un grupo intensivo de un fin de semana al mes.

Las plazas ofertadas por grupo son 11, por lo que la asignación de las mismas será por estricto orden de llegada de las reservas.

ACTUALIZACIÓN: En estos momentos quedan algunas plazas en el grupo de los jueves, para los otros dos grupos se han creado listas de espera en las que puedes inscribirte si te interesa.

Podéis realizar la reserva de plaza rellenando este FORMULARIO o enviando un correo electrónico indicando:

  • Curso/s que te interesa/n (zoología, botánica o ambos).
  • Nombre y apellido.
  • Teléfono móvil.
  • Correo electrónico.
  • Preferencia de grupo (martes/jueves/fin de semana intensivo)

Esperamos que ambos cursos os resulten interesantes.

Un cordial saludo,

Antonio de la Nuez Latorre

652 978 657